miércoles 22 de noviembre de 2017

La Institución

Con la creación de la Universidad Politécnica orientada básicamente al desarrollo de competencias profesionales de los alumnos, así, con la más alta calidad académica, los profesores facilitan, fomentan e interactúan y son capaces de dar respuesta efectiva a las necesidades formativas de los estudiantes.

Los planes y programas de estudio son flexibles, modulares, con opciones de entrada y salida en distintos momentos, basados en competencias identificadas a partir del análisis de las funciones requeridas por el sector productivo.

Se ofrece una educación de calidad, con equidad y pertinencia, que contribuya al desarrollo armónico de la persona humana, en un marco de valores universales, con amplio acceso a los bienes y servicios culturales y tecnológicos, para impulsar la creatividad y la investigación, a través de un sistema educativo que responda la dinámica social.

Somos una institución pública de educación superior que genera y difunde conocimiento, aporta capital humano como agente de cambio, coopera al desarrollo social, productivo, económico y tecnológico e impulsa la competitividad en un contexto global que contribuye al bienestar y desarrollo armónico del alumno y la sociedad, mediante la formación profesional integral, a través de un modelo educativo pertinente basado en competencias, centrado en el aprendizaje, vinculado al sector productivo con un equipo humano altamente capacitado y comprometido con la institución y su vocación de servicio.

Aspiramos a ser, para el año 2025, la mejor opción educativa en el estado de Querétaro, distinguiéndonos por el éxito en la satisfacción de las expectativas de nuestros alumnos, el liderazgo en el desempeño institucional, la vivencia de nuestros valores, la calidad educativa, la aportación al campo del conocimiento y al desarrollo tecnológico, con los mejores resultados en el Subsistema de Universidades Politécnicas y el reconocimiento en el sistema educativo nacional de servicio.

Brindar servicios académicos y administrativos que satisfagan las necesidades y expectativas de los alumnos, del personal y la sociedad, soportados en un Sistema de Gestión de la Calidad, que promueva el desarrollo de todo el personal y su participación activa en la mejora continua de los procesos académicos y administrativos.

Brindar servicios académicos y administrativos que logren la satisfacción de los alumnos, del personal y la sociedad.

Participación del personal en la mejora continúa de los procesos académicos y administrativos.

Respetar, sin excepción alguna, la dignidad de la persona humana, los derechos, las libertades y cualidades que le son inherentes. Dar un trato digno, cortés, cordial y tolerante.

Procurar responder a nuestros compromisos como seres humanos y como miembros de la comunidad universitaria.

Obrar con verdad. No utilizar el cargo asignado para obtener algún provecho o ventaja personal o a favor de terceros, ni aceptar prestación o compensación de ninguna índole, que induzca a faltar a la ética en el desempeño de las responsabilidades y obligaciones contraídas.

Actuar con honestidad, atendiendo siempre a la verdad. Conduciéndose de esta manera, se fomentará la credibilidad en la Universidad y se contribuirá a generar una cultura de confianza y de apego a la verdad.

Hacer uso responsable y claro en el manejo de los recursos institucionales, eliminando cualquier discrecionalidad indebida en la aplicación de los mismos.

Conducirse invariablemente con apego a las normas jurídicas inherentes a la función que cada miembro de la comunidad universitaria desempeña, así como a los lineamientos establecidos por la misma Universidad.

Prestar los servicios que se le han encomendado a todas las personas que los soliciten, sin discriminación alguna y otorgándoles un trato justo, sea cual fuere su raza, religión, sexo, género, nacionalidad, edad o si tuvieren capacidades diferentes.

Convertirse en un decidido promotor de valores y principios en la Universidad, partiendo de su ejemplo personal al aplicar cabalmente en el desempeño de su cargo este código y demás normatividad establecida por la Institución Educativa.

Actuar con eficacia y calidad en toda gestión escolar, contribuyendo a la mejora continua y modernización de la Universidad, teniendo como principios fundamentales la generosidad, sensibilidad y solidaridad.

Todas las decisiones y acciones deben estar dirigidas a la satisfacción de las necesidades e intereses de la Universidad, por encima de intereses particulares. El compromiso con el bien común implica que el servicio público y la educación superior, patrimonio de todos los mexicanos, sólo se justifica y legitima cuando se procura este bien por encima de los intereses particulares o de grupo.

Conducirse con una actitud sensible y solidaria, de respeto y apoyo hacia la sociedad y los miembros de la comunidad universitaria con quienes interactúa.